Samsung galaxy s 2 android. Cell phone keystroke capture software free lookup free by number. Track text messages. Cell phone gps tracker app. used reason here important spy for mobile phones of great known spy they’re

Viajero por el mundo

 

Categorías

Recent Posts

 

Varanasi y el Ganges: la madre de todas las madres

Abril 22nd, 2007

varanasi-11.jpg

Varanasi conocida como la ciudad «mas antigua que la historia, mas antigua que la tradición, incluso más antigua que la leyenda, y parece el doble de antigua que todo ello junto» escribió un viajero en el siglo XVIII.

Varanasi, ciudad sagrada de las más antiguas de la civilización que existen actualmente y continúan manteniendo viva su cultura. Es el mayor centro de peregrinaje tanto del hinduísmo como del budismo; se dice que tiene alrededor de 7.000 años. Nacida cuando una lágrima del dios Shiva cayó a orillas del río sagrado Ganges, en el sitio donde hoy se levantan las escalinatas de Manikarnika, uno de los dos grandes ghats donde se realizan ceremonias de cremación.

Al escribir sobre Varanasi debemos referirnos como punto de partida a la ciudad vieja y sus alrededores. Conocido como Godowlia, este barrio se caracteriza por sus callejuelas enmarañadas y angostas. Sus construcciones semiderruidas están hechas de piedra o ladrillos de barro con pequeñísimas puertas y ventanas, por donde se filtra, casi imperceptible, algún rayo de sol.

Estas casas de poca altura son oscuras y húmedas, manteniendo así la frescura en los días de calor sofocante. Cada una de ellas cuenta con varias habitaciones, generalmente superpobladas. A veces en un mismo cuarto conviven abuelos, padres e hijos. Resulta curioso que para ellos esto sea lo usual y no conciban siquiera la idea de estar o vivir solos. La mayoría no tienen baños ni duchas propios, por lo que sus habitantes utilizan lugares públicos destinados a hacer sus necesidades y bombas de agua o el río para el aseo personal.

La vida transcurre literalmente en la calle. La gente come, juega, produce, comercia y duerme en medio del tránsito de bicicletas, carros de tracción y motos. Parte de la realidad cotidiana consiste en esquivar vacas, cabritos, y hasta búfalos que conviven con el resto de los seres. Se podría decir que no hay vida privada y por lo tanto el concepto de límite personal con el que nos manejamos en occidente no tiene el mismo valor. Y aquí es donde reside la fascinación.

varanasi-21.jpg

Para los creyentes hindúes, esta ciudad ha sido siempre un lugar especial. Además de ser un centro de peregrinación, se considera un sitio propicio para morir, que asegura el acceso directo al cielo.

La calle está llena de colores, el aroma de las especias, el murmullo de las mil actividades que se desarrollan allí, entremezclándose con el tintineo de las campanas y los mantras religiosos… como en una película. No hay nada más fascinante que dirigirse a los ghats, escalinatas de piedra que conducen hacia las sagradas aguas del Ganges. Te encuentras gente y actividades de las más diversas. Muy populares son los vendedores de coronas de flores o «malhas», las cuales se arrojan al río. Varanasi es la esencia de la India. Los niños piden dinero llorando; los comerciantes comercian en el centro de la calle; se duerme en las aceras….todo es olor a algo penetrante que te ahoga pero al mismo tiempo te fascina.

Para el viajero se ofrecen barcas desde donde contemplar las diferentes cremaciones que se llevan llevando a cabo, mientras puedes ver, arrastrado por la corriente, un cadáver enrollado en un sudario. Todo es misterioso y confuso; todo es mágico y atrayente; todo es penetrante y distinto.

En Varanasi: no hay pobreza: hay miseria. Una miseria que contrasta notablemente con el bufet que adorna las mesas del hotel Klarks. Pero su miseria está llena de religión, de vida, de sus vidas.

01:57

Los amaneceres a orillas del Ganges son la esencia del espíritu de Varanasi. Mientras el sol se eleva en el horizonte, comienzan a traslucirse las siluetas de los primeros creyentes que se acercan para su baño ritual. Mantras religiosos y campanas desde los más de mil templos a lo largo del río, completan el murmullo continuo de gente, animales y agua que fluye. Es un buen momento para abstraerse y elevarse.

Antes de llegar a las escalinatas te sorprende una gran cantidad de gente tumbada en el suelo: llevan allí días o semanas esperando a morir.

La gente que pasa junto a ellos les miran con compasión pero sin compadecerse: es su forma de llegar a su dios. El río es la madre de todas las madres: hombres y mujeres se lavan; se limpian los dientes; lavan la ropa; se zambullen varias veces en un ritual que se repite por todo el río mientras un gris amanecer va despertando al alba.

Todo es diferente, todo es misterioso, mientras el silencio de lo desconocido se eleva de entre las aguas hacia un cielo que se descubre cada vez más amarillento.

Es un contraste de lo absurdo; una sensación de olor penetrante que llega hasta la médula. Las sensaciones de la madre de todas las madres.

varanasi-31.jpg

1 comentario »

  1. Aurora says

    cuanto daría por verla……….:shock:

    Febrero 8th, 2008 | #

Deje un comentario

:mrgreen: :neutral: :twisted: :shock: :smile: :???: :cool: :evil: :grin: :oops: :razz: :roll: :wink: :cry: :eek: :lol: :mad: :sad:

RSS feed for these comments. | TrackBack URI

Sobre el blog

Este es un blog de viajes y de viajeros. Aqui existen lugares con encanto, pequeñas ciudades, y un mundo de sensaciones para recordar. Para que cada rincón visitado quede grabado en la memoria de nuestra vida cuando ignoramos lo que buscamos pero nos emocionamos con lo que encontramos. Cada viaje es una nueva entrada a lo desconocido.

RSS Viajescopio

Blogroll

Archivos

 

Noviembre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Meta

 

Sky3c Sponsored by Web Hosting